intima

CIRUGIA INTIMA - PERU LIMA


La cirugía estética llega a la zona más intima…

La cirugía intima gracias a los avances en este campo se ha convertido en los últimos años en casi  una especialidad dentro de la cirugía plástica y estética y es que lejos de ser algo banal, la mayoría de las mujeres acuden a un especialista por razones medicas como incontinencia urinaria, perdida de satisfacción sexual durante el coito, amplitud vaginal o prolapso genital, entre los problemas más frecuentes.

Problemas antes escondidos y que ahora la mujer reclama, uno de ellos la perdida de satisfacción sexual, es uno de los motivos mas demandados por las mujeres y todo una novedad es la cirugía de rejuvenecimiento vaginal.

Existen varios tipos de Cirugías Intimas como son la Labioplastia o reducción de los labios menores, el rejuvenecimiento vaginal: vaginoplastia o vaginoperineoplastia, la lipoplastia vulvar o lipoescultura del area genital para moldear el monte de venus o los labios mayores que también se pueden aumentar con inyección de sustancia de relleno, himenoplastia o reconstrucción del himen desgarrado, “el punto de oro”.

Esta cirugía esta destinada a las mujeres que han tenido varios hijos por vía vaginal, y que como consecuencia han quedado con una vagina mas relajada que en sus años de juventud.

Si bien para muchos puede ser una locura, tomar esta decisión conlleva razones estéticas, físicas, y psicológicas. Una mujer puede llegar a someterse a una cirugía intima porque esta convencida que es la única manera de recuperar el goce de antaño.

Este tratamiento mejora el tono muscular, el control y la elasticidad de la vagina ayudando así a su funcionamiento, apariencia física y sensualidad.

Este procedimiento reconstruye el área mas importante de la vagina para el placer sexual, que es el tercio exterior. Esto se obtiene reforzando los músculos y removiendo el exceso de mucosa vaginal. De esta manera, se disminuye el diámetro interno y externo del canal vaginal, lo que lleva a obtener un mayor placer sexual. Este procedimiento también produce mayor sensualidad en la abertura vaginal y el cuerpo perineal, aumentando así las posibilidades de producir el orgasmo.

Este procedimiento quirúrgico dura de 1 hora a 2 horas y el postoperatorio puede llegar a los 10 días dependiendo del caso clínico de cada paciente, y podrá reiniciar su vida sexual en 6 u 8 semanas.
El tipo de anestesia puede ser general, peridural o local con sedación, dependiendo de la entrevista con el médico anestesiólogo.
Los resultados son permanentes, sin cicatrices perceptibles y más de 95% de las pacientes se declaran satisfechas con ellos.

Si desea más información sobre este procedimiento o reservar una cita, escríbanos o llámenos al 437-4346 anexo (101).

Diferentes tipos de cirugía íntima

Hoy en día gran número de mujeres alrededor del mundo están optando por la cirugía vaginal.

La cirugía íntima es un grupo de procedimientos quirúrgicos que corrigen y modifican alteraciones anatómicas en los órganos sexuales de las mujeres. Estos procedimientos permiten a las mujeres disfrutar de una mejor vida sexual, mayor autoestima y una mejor calidad de vida.

1- VAGINOPLASTIA

La vaginoplastia es una operación que permite músculos más apretados después de dar a luz.

La cirugía dura aproximadamente una hora y se utiliza anestesia local y sedantes.

Se retorna a las actividades diarias normalmente el mismo día después de la cirugía, no requiere de descanso post-operatorio.

La reanudación de actividad sexual es posible 2 semanas después.

La cirugía intima mejora la vida sexual

pareja, amor, intima, vida
La cirugía íntima de hombres y mujeres puede conseguir que los afectados superen la baja autoestima y mejorar sus relaciones sexuales.

Sobre ellas:
Hoy en día  las mujeres suelen acudir al especialista en mayor frecuencia para una reducción del tamaño de los labios menores (labioplastia), cuando son más grandes de lo deseado, o bien porque cuelgan o por son asimétricos.

"Unos labios menores malformados se notan en prendas finas como braguitas o bikinis y pueden producir molestia o dolor si la paciente lleva ropa muy ajustada. También pueden dar problemas cuando la mujer se sienta e, incluso, provocar alteraciones de su higiene íntima y por supuesto hasta en la vida sexual ya que no contribuye a la confianza en si misma y perjudica a la pareja"
La solución a este problema pasa por la intervención quirúrgica que "no necesita hospitalización y tan sólo utilizamos una pequeña sedación", nos informa el especialista.