¿Qué es la Braquioplastia – Cirugía de Brazos?

La Braquioplastia es la cirugía plástica que se encarga de reducir el exceso de piel y grasa que está entre la axila y el codo. Esta cirugía remodela el brazo, dejando la piel y contornos más tersos, teniendo como resultado una apariencia tonificada.

También es conocida como Lifting de Brazos porque se suele realizar el estiramiento de la piel del brazo y en ocasiones, para mejores resultados, se puede complementar con una liposucción.

¿Qué puede otorgarte una Braquioplastia?

¿Qué puede otorgarte una Braquioplastia?

La Cirugía de Braquioplastia brinda muchos beneficios a la persona que se lo realiza. ¡Conózcalos a continuación!

  • Los resultados son duraderos y de aspecto natural, siempre y cuando se sigan al pie de la letra las indicaciones brindadas por el cirujano plástico.
  • Elimina depósitos de grasa que no responden a ningún tipo de ejercicio.
  • Erradica toda flacidez en la piel que pueda estar presente en el área de los brazos.
  • Obtén una esbeltez en tus brazos de forma segura.
  • No tendrás cicatrices visibles, pues estas se depositarán debajo de tus brazos.
  • Sentirás más ligeros tus brazos al realizarte esta operación y por ende, tú te sentirás más cómodo.
  • Te brinda una tonificación óptima a tus brazos, además le da un aspecto rejuvenecido.
  • Ayuda en la recuperación de la confianza de ti mismo. Ayuda al desarrollo de una buena autoestima y seguridad al tener una nueva apariencia de tus brazos que te pudieron estar causando inseguridad durante mucho tiempo.

Duración: 2 horas aprox.

Estancia en el hospital: ambulatoria

incisión: estratégicamente escondida

Recuperación completa: a partir de las 6 semanas

¿Soy un candidato para una Braquioplastia?

¿Soy un candidato para una Braquioplastia?

Tanto mujeres como varones se pueden realizar esta operación. Conozca cuáles son los requisitos para ser un candidato ideal:

  • Personas que no tengan ninguna condición grave de salud, porque ello puede interferir en el correcto desarrollo de la operación.
  • Tener un peso estable y no tener un sobrepeso significativo.
  • Tener laxitud en los brazos y quieres eliminar ello.
  • Has intentado realizando dietas o ejercicios para disminuir el volumen de esa parte de tus brazos, sin resultado alguno.
  • Tener expectativas realistas con respecto a la operación.
  • Presentas molestias físicas por la presencia de esos brazos colgantes.
  • No ser fumadores ni consumidores de ninguna droga.
  • Tuviste una pérdida excesiva de peso y quieres eliminar la piel sobrante.
  • Deseas complementar algún otro procedimiento quirúrgico con este.

Opciones en la Braquioplastia

Según The Aesthetic Society, la cirugía de reducción de brazos tiene cuatro opciones:

Técnica de Liposucción

Este método es el menos invasivo y es recomendado para las personas que tienen buena elasticidad en la piel. Esto debido a que posteriormente de la cirugía, la piel debe tener la capacidad de encogerse alrededor de los tejidos restantes después de eliminar toda la grasa.

Braquioplastia de incisión limitada

Este tipo de braquioplastia es recomendada para las personas que tienen floja la piel de los brazos, pero solo en la parte cerca de la axila. Además, de no tener mucho tejido graso.

Braquioplastia Estándar

Esta opción es recomendada para los que tienen las populares “alas de murciélago”, donde la flacidez se extiende desde la axila hasta la parte del codo.

Braquioplastia Extendida

Esta opción es parecida a la braquioplastia estándar, pero mucho más invasiva, ya que el cirujano extiende la incisión hacia gran parte del brazo y parte del tórax para mejores resultados. Mayormente esta opción para aquellos casos que tienen la piel muy flácida por gran pérdida de peso.

Procedimiento de la Braquioplastia

Procedimiento de la Braquioplastia

Para realizar este procedimiento es necesario la realización de tres pasos:

Se aplica anestesia, para no sentir incomodidad ni dolor durante el tiempo de la cirugía. Todo procedimiento es altamente individualizado y dependerá de la colaboración del paciente.

Para poder realizar esta cirugía se realizan incisiones de acuerdo al caso de cada paciente. Esto debido a que, si se trata de casos que tienen las “alas de murciélago” demasiado extendidas, será necesario que se realice una incisión desde la axila, hasta cerca del codo. En algunas ocasiones se puede realizar la incisión desde la parte del tórax.

Dependiendo de su condición, las incisiones pueden ser mínimamente invasivas o no. Luego de ello, se procede a remodelar con suturas internas, posterior a que el tejido de soporte subyacente llegue a tensarse.

Recuerde que al ser un proceso quirúrgico altamente individualizado, debe pasar por una consulta médica con un cirujano plástico certificado, para tener una correcta evaluación previa y saber qué técnicas usará en usted.

Usted podrá notar los primeros cambios en sus brazos casi inmediatamente luego de la cirugía, sin embargo, no serán los finales porque la hinchazón puede opacarlo.

Dentro de las 4-6 semanas posteriores a la operación se podrá visualizar efectos de la cirugía que serán casi los finales. De la misma manera, las cicatrices que pueda tener ya irán desapareciendo, aunque siempre han estado en un lugar casi imperceptible a la vista.

En algunos casos pueden notarse los resultados finales hasta en 6-12 meses posterior a la cirugía, pero son casos aislados. Lo mejor para una recuperación más rápida y tener los resultados esperados, elija bien a su cirujano plástico certificado y siga las instrucciones postoperatorias.

Cuidados postoperatorios

¡Aquí algunas recomendaciones para llevar de la mejor manera la recuperación de esta cirugía!:

  • Los tres primeros días posteriores a la operación es recomendable guardar reposo absoluto para obtener una mejor recuperación.
  • Tome los medicamentos que le recetó el cirujano plástico de manera adecuada.
  • No olvidar la asistencia a sus controles postoperatorios. Recuerde que es importante acudir a estos, pues ayudarán a su pronta recuperación.
  • Si presenta algún dolor o molestia de forma extrema, no dude en comunicarlo de manera oportuna a su cirujano plástico para una pronta solución.
  • Intente dormir con los brazos elevados sobre dos o tres almohadas, sobre todo en las primeras semanas posteriores a la operación.
  • Evite los movimientos de brazos y hombros. Ello podría hacerle sentir incomodidad o dolor.
  • De usar alguna tubería de drenaje, tenga cuidado en el empleo de esta.
  • Si maneja algún vehículo, evite hacerlo los días que tome los medicamentos para el dolor, ya que este tipo de medicamentos altera nuestros reflejos y concentración al volante.
  • Cuide la venda o las prendas de soporte que pueda tener, de lo contrario puede perjudicar su recuperación.

Resultados de la Braquioplastia

Resultados de la Braquioplastia

Los resultados son visibles inmediatamente, pero hay que tener en cuenta que todavía esos no son los resultados permanentes, pues los resultados finales se pueden percibir hasta en 3 o 6 meses después de la operación, todo depende del caso del paciente.

Esta intervención quirúrgica tiene resultados totalmente permanentes, siempre y cuando siga al pie de la letra los cuidados postoperatorios indicados y una vida saludable.

Además, hay algunos casos en que los resultados pueden visualizarse hasta dentro de 6-12 meses posteriores a la operación, pero son casos mínimos.

Preguntas frecuentes

Durante el procedimiento estarás anestesiado, por lo que no sentirás molestia alguna. Durante el período postoperatorio deberás tomar correctamente los medicamentos que te recetó tu médico, con ello pasarás la recuperación de una manera tranquila y sin dificultades.

Toda operación quirúrgica conlleva algún riesgo. En el caso de la Braquioplastia puede haber riesgos como entumecimiento, mala cicatrización, daños a vasos sanguíneos o nervios, entre otros. Pero recuerde que esto depende mucho del cirujano plástico que lo atendió, por lo que es recomendable que sea un profesional altamente calificado y certificado en sociedades nacionales a internacionales. Además, debe seguir los cuidados postoperatorios para evitar complicaciones.

Normalmente, esta cirugía lo realizan personas desde los 40-50 años, debido a causas por envejecimiento, pérdida de peso, o una anterior obesidad. Sin embargo, se puede recurrir a esta cirugía desde los 18 años.

Los resultados pueden ser opacados inicialmente por la hinchazón luego de la cirugía, sin embargo, luego de 4-6 el paciente podrá notar los primeros cambios en sus brazos. Los resultados totales se podrán visualizar hasta en 6-12 meses después de la operación, pero estos serán totalmente permanentes, por ello no hay de qué preocuparse. Hay que tener en cuenta que debe seguir todas las indicaciones que le brinde su cirujano plástico para los resultados esperados y duraderos.

Experiencia del doctor

Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva con más de 30 años de experiencia y trayectoria a nivel nacional e internacional

Agenda hoy tu consulta

Aprende más sobre tu Primera Consulta Médica

La primera consulta médica es el inicio para el cambio que estás buscando. En la consulta, el Dr. Edwin Vásquez te escuchará con atención, resolverá tus dudas y te brindará un diagnóstico detallado. De esta manera, tendrás la información segura sobre el procedimiento que te interesa.

Sobre el Dr. Edwin Vásquez

Prof. Dr. Edwin Vásquez PhD., FACS.

Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, con más de 30 años de experiencia y trayectoria, tanto a nivel nacional como internacional. Con el reconocimiento de las sociedades de Cirugía Plástica más importantes del mundo por un prolijo trabajo.

Inició sus estudios en medicina general en la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV) y posteriormente, migró a la Universidad Santa Cecília dos Bandeirantes en São Paulo, Brasil, para especializarse y certificarse en la cirugía plástica. Hoy certificado por el Colegio Médico del Perú y miembro activo de grandes sociedades internacionales de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.