Compartir

Durante muchos años, el rejuvenecimiento facial se limitó al rejuvenecimiento de la piel con láser y peelings y, a varios procedimientos quirúrgicos de reposicionamiento de tejidos como el lifting facial. Sin embargo, nuestras opciones se han ampliado con la comprensión de la relajación muscular a través del bótox, el ácido hialurónico y la grasa facial como rellenos dérmicos.

Los cirujanos plásticos ahora pueden agregar volumen para refrescar el rostro y para lograr una apariencia juvenil a través de la combinación del injerto de grasa u otras sustancias que restauran el volumen y regeneración los tejidos. No obstante, cuando la batalla de la gravedad contra la piel se desarrolla con el tiempo, se requiere un reposicionamiento quirúrgico.

¿Cuál de los dos procedimientos es mejor para recuperar el volumen facial?

¿Cuál de los dos procedimientos es mejorar para recuperar el volumen facial?

Una opción para la restauración del volumen facial son los materiales disponibles en la medicina estética como el ácido hialurónico o el bótox. Ambos se administran fácilmente en el consultorio de un cirujano plástico sin causar dolor ni hematomas en el lugar donante. Sin embargo, su aplicación es temporal y requerirás de un mantenimiento casi semestral.

El injerto de grasa es otra fuente de material de relleno para restaurar el volumen del rostro. Esta grasa se extrae fácilmente del abdomen o los muslos para inyectarlos en su cara. La técnica es una forma suave de liposucción que requiere una cantidad mínima de su grasa para su posterior filtración y acto seguido su reinyección en los lugares deseados.

Este procedimiento causa cierto grado de sensación de presión a diferencia de una aguja pequeña y afilada que inyectas los rellenos dérmicos. Y la ventaja de la grasa es que es más barata de obtener que los materiales manufacturados. En la mayoría de los casos, existe una oferta relativamente ilimitada a diferencia del relleno.

Injerto de rellenos dérmicos o grasa facial

Injerto de rellenos dérmicos o grasa facial

La grasa es ciertamente más exigente e implacable desde el punto de vista técnico. Para las inyecciones alrededor de los ojos, que buscan suavizar la unión de la mejilla del párpado, se prefiere el ácido hialurónico. Cuando se inyecta suavemente con la aplicación adecuada, no deben producirse grumos ni protuberancias.

En los labios, cuando se trabaja para recrear el labio superior y las puntas del “arco de cupido”, también se prefiere el ácido hialurónico porque tiene la consistencia suficiente para dar forma. La grasa es suave y no ejerce fuerza sobre la piel de la misma manera que los rellenos.

Ante un caso quirúrgico de estiramiento facial o de cuello, siempre agrego volumen al rostro antes de elevar el tejido. Aquí es cuando elijo la grasa, por la facilidad de recolección e inyección bajo anestesia. Algunas mujeres delgadas pueden mostrar una pérdida de volumen muy delimitada en el área de la sien, lo que le da al rostro una apariencia esqueletizada alrededor de los ojos y hace que las cejas parezcan hundidas.

El injerto de grasa es una técnica en evolución en la cirugía plástica. Cada conferencia de esta tiene una discusión significativa sobre las técnicas y la ciencia detrás de los resultados, con casi todas las regiones del cuerpo aplicables a sus usos, incluida la cara, los senos, las manos, los glúteos y otras deformidades del contorno.

Para las primeras etapas del rejuvenecimiento facial, que puede ocurrir en la tercera década de la vida y más allá, gran parte de la restauración del volumen se realiza con agentes de relleno dérmico en un entorno natural debido a su facilidad y conveniencia.

Cada caso es diferente y merece un procedimiento exacto

Cada caso es diferente y merece un procedimiento exacto

Es una decisión específica para cada caso. Para determinar el mejor protocolo para cada paciente. Su cirujano plástico otorga un enfoque personalizado desde la consulta hasta el procedimiento, basado un conjunto de habilidades únicas y sus años de experiencia y capacitación.

El objetivo es proporcionar resultados absolutamente óptimos para cada uno de mis pacientes y cultivar una relación de por vida. Además, no es un procedimiento permanente, según el organismo consuma el relleno, usted deberá acercarse nuevamente. Eso calculando unos seis a ocho meses. Es relativo según cada paciente. Ven por tus rellenos dérmicos o tu grasa facial y recibe un aspecto antiage.

Cirujano plástico certificado en Perú

Cirujano Plástico Certificado en Perú

El principal cirujano plástico de Clínica Saint Paul, el Dr. Edwin Vásquez; cuenta con 30 años de ejercicio profesional en la Cirugía Plástica, y posee el grado de Doctor por la Universidad de São Paulo, Brasil.

Además, en el 2014 tuvo el reconocimiento de ser uno de los mejores cirujanos plásticos del Perú; según la prestigiosa revista Smart Beauty Guide. Dicha revista, pertenece a la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASPS); y en la misma, solo aparecen las mejores clínicas estéticas y los mejores cirujanos plásticos del mundo.

Por otro lado, el estudio, la actualización y la vanguardia, es parte del lema de la Clínica Saint Paul; por ello el Dr. Edwin Vásquez, se mantiene siempre actualizado a través de eventos, cursos y congresos; para brindar excelencia a sus pacientes.

En 2009, fundó la Clínica de Cirugía Plástica Saint Paul, para brindar a los pacientes la más alta calidad de servicios médicos y quirúrgicos.

Más Populares

Agenda hoy tu consulta

Aprende más sobre tu Primera Consulta Médica

La primera consulta médica es el inicio para el cambio que estás buscando. En la consulta, el Dr. Edwin Vásquez te escuchará con atención, resolverá tus dudas y te brindará un diagnóstico detallado. De esta manera, tendrás la información segura sobre el procedimiento que te interesa.

Sobre el Dr. Edwin Vásquez

Prof. Dr. Edwin Vásquez PhD., FACS.

Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, con más de 30 años de experiencia y trayectoria, tanto a nivel nacional como internacional. Con el reconocimiento de las sociedades de Cirugía Plástica más importantes del mundo por un prolijo trabajo.

Inició sus estudios en medicina general en la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV) y posteriormente, migró a la Universidad Santa Cecília dos Bandeirantes en São Paulo, Brasil, para especializarse y certificarse en la cirugía plástica. Hoy certificado por el Colegio Médico del Perú y miembro activo de grandes sociedades internacionales de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.